A diez años de los pitidos.

Los actuales internautas hemos sido sorprendidos por verdaderos avances, en el mundo virtual, en los últimos tiempos. Casillas de mails con gigas de espacio, sistemas de mensajería instantánea, aplicaciones como el Document & Spreedsheet de Google o incluso el mismísimo Google Earth. Sin embargo para quienes tengan ya unos cuantos añitos frente a los ordenadores (llamados en el pasado informáticos), no olvidarán que el botón de inicio (antes gris y ahora predeterminadamente verde) no siempre existió. Por aquellos años el mouse aún no era una necesidad y las pantallas fosforo naranja; un standar.

Sin embargo la llegada de nuevos sistemas operativos, los 256 colores y las primeras sound blasters cambiarían la historia incorporando una palabrita difícil de pronunciar por aquellos días: Multi-media.
Fue entonces cuando los gabinetes de vanguardia pudieron graficar fotografías y reproducir, a través de un lector óptico, un cd-rom. Pero el formato era “audio” (analógico) y la digitalización del mismo aun no llegaba a los hogares. Allí la música se reducía al karaoke de los archivos midi, en otras palabras, a simples pitidos.
Fue recién en 1995 cuando, en Alemania, se utilizó por primera vez el fichero .mp3. El mismo consistió en comprimir aquellas bandas de sonido que exceden a lo audible. El resultado un archivo de audio que ocupaba poco espacio y de altísima calidad.
Sin embargo la música comprimida necesitaba de software que lograra decodificarla

Media_httpbp0bloggerc_hrxmf

y reproducirla. Un día de 1997 mi amigo el Gordo Ponzio llegó agitado a mi casa de Cabrera. Y es que, con su primitiva conexión a internet (la cual costaba nueve pesos la hora) había logrado bajar una versión beta de un software que, según decían, tenía el poder de reprodu

cir aquellos famosos archivos de audio. Winamp había llegado a mi vida.

Durante diez años el reproductor le ha ganado la guerra a Windows media, Real Player y cualquier otro programa similar. Su fortaleza: los pocos recursos que consume.
En su aniversario la gente de Nullsoft nos ofrece una nueva versión: la 5.5. Obviamente gratis en su paquete básico (que de básico tiene poco). Pueden descargarla del sitio oficial en winamp.com (está disponible en español).
Para aquellos melancólicos, les regalo una imagen del primer skin de winamp. Alguno lo sigue usando? Admito ponerlo debés en cuando… sólo por nostalgia!!

Anuncios