Es evidente que algunas cosas han cambiado desde los días de mafalda, no?

Media_httpbp3bloggerc_bcykf

El espectacular ascenso de la mujer a los cargos presidenciales de distintos países en el mundo, perece ser una tendencia con pocas probabilidades de detenerse. Por lo menos, eso opinaron quienes durante el fin de semana participaron del foro propuesto por MSN en su portal para Latino-América http://www.latino.msn.com/.

Lo llamativo del caso es que dichas opiniones se centraron, no en intentar definir cómo la sociedad construye un espacio de igualdad para sus géneros, sino en describir e incluso resaltar aquellas cualidades que hacen que la mujer sea superior en relación al hombre. Los nueve meses de embarazo y el hecho de dar a luz a un ser vivo, estuvieron dentro de los motivos más reiterados por los que la mujer debía ubicarse por sobre el hombre.

Parece que la sociedad se ha quedado con concepto de discriminación algo anticuado. En los noventa la idea se centró en tratar a todos por igual. La esencia de la discriminación parecía ser la propia diferencia. A comienzos de este siglo, se aprendió a reconocer las diferencias y a aceptarlas. El resultado; acciones pro activas tendientes a rescatar a aquellos que caerían en la discriminación. Así, los gays necesitan salir a la calle medio desnudos para gritar que lo son. Las mujeres necesitan que las mencionen (en Córdoba el fenómeno alcanza a la sucursal de un banco denominado “de la mujer” y a una inmobiliaria cuyo slogan cita “inmobiliaria de mujeres”). Incluso Cristina Kirshner, al presentarse como la candidata electa, habló de sus “características especiales” que tenía por ser mujer.

El tema es que desvalorizar a una persona por rasgos superfluos, es tan humillante como sobre valorizarla por los mismos rasgos. Las mujeres que lleguen a las futuras presidencias de las distintas naciones, deberían hacerlo por tener las mismas oportunidades que los hombres. Ni más, ni menos. Al fin y al cabo, lo importante para toda sociedad deben ser las personas.

Para quien desee profundizar sobre el tema, a mediados de 2006 escribí un texto analizando la discriminación a la mujer. El mismo puede ser descargado haciendo clic aquí: http://www.freedrive.com/public-upload/view/12950

Vale mencionar el apoyo en la construcción de los conceptos de dicho texto, brindado por Demis Villard. Amigo y compañero (por esos tiempos) de la Carrera en Publicidad en la Universidad Empresarial Siglo 21.

– Por último, les acerco algo de humor gráfico que Jorge me envió por mail. El titular dice: La evolución de la autoridad.

Media_httpbp0bloggerc_iichr

Anuncios