“Te veré en 20 años en televisión, total y aburrida, a todo color”

Tras largas semanas de exámenes y mucho trabajo he podido volver a mi espacio virtual. En esta oportunidad con algo que me alegró muchísimo. Pablo Salvatierra, un gran amigo y partícipe de los debates de este blog, se ofreció a tomar el timón por unos momentos y presentar su propio artículo.

Como me lo envió sin titulo, me tome la libertad de colocarle uno. Que lo disfruten.

Bueno, después de tanto esperar decidí hacer uso del honor que me cedió Nico al permitirme escribir un artículo para su blog…

Y si, decidí escribir un artículo sobre un unitario de ficción basado en hechos reales q se emitió durante el mes pasado por la pantalla de Telefe o de Teleocho para los que residen en Córdoba capital. El mismo fue titulado “Televisión por la Identidad” y estuvo integrado por 3 capítulos, dedicados cada uno a la historia de niños q fueron apropiados durante la última dictadura militar (1976-1983) y que luego fueron recuperados por las “Abuelas de Plaza de Mayo”.

El primer capitulo se tituló “Tatiana” y cuenta la historia de Tatiana Ruarte Britos y de su hermana Laura Britos. Tatiana fue la primera nieta recuperadas por las abuelas en marzo de 1980 cuando aún estaba vigente el régimen militar. La historia comienza cuando Tatiana y su hermana presencian el secuestro de sus padres y quedan abandonadas en una plaza a la buena de Dios. Son dadas en adopción por un juez de menores q ni siquiera se molesto en averiguar la suerte q habían corrido sus progenitores. La familia adoptiva desconociendo el origen de las niñas las acepta y las crían de buena fe. Las niñas siempre supieron q eran adoptadas y cuando los padres sustitutos reflexionan q pueden ser hijas de desaparecidos se ponen en contacto con la justicia y con las abuelas de plaza de mayo para averiguar si había alguna familia buscándolas.

Así es como las niñas recuperan su identidad, la que les fue arrebatada por los “Mesías” de la supuesta “reorganización nacional”. Esa identidad q puede ser arrebatada pero que no puede ser borrada, ya q se lleva impresa por dentro de cada uno.

Me encantaría contar las otras dos historias q son tan emocionantes como la de Tatiana, pero no quiero extenderme demasiado y cansarles la vista en mi primer aparición en el mundo blogger. Cuando le comente a Nico q quería escribir algo sobre la televisión me dije a mi mismo: “Que bueno que nuestra televisión se preocupe por temas tan importantes como este, y no solo se nutra de unas buenas curvas o de la ridícula pelea mediática a fin de sumar mas puntitos en el minuto a minuto… ya que la televisión no es solo rating.
Y ojala que este ciclo sirva para tomar conciencia y para ayudar a encontrar a los otros cientos de nietos que faltan por aparecer.
Por la memoria, la verdad y la Justicia…

Pablo Salvatierra.

Anuncios