Regresar a Punta del Este

Es mi segunda vez en Punta del Este. Aunque suene gracioso no conozco esta ciudad turística y sobre todo veraniega  con más de seis grados centígrados. Y es que siempre he llegado en invierno acompañado de mucho frío y mal clima. Sin embargo Punta del Este significa para mi algo hermoso y por eso dedico este post.

 

La primera vez fue en el invierno de 2009 y fue una travesía. Por  aquellos años yo dedicaba mis esfuerzos a coordinar la comercialización de una versión de elinmobiliario no del todo definida y con varios aspectos que serían mejorados  posteriormente. Eran meses de trabajo codo a codo con Andrés Pallaro (director comercial de la empresa) quien había logrado la osadía de meter el producto en Buenos Aires hacía pocos meses atrás.

El viaje fue y lo vivimos como una travesía por varios motivos. Llegamos junto a Andrés y a Esteban Rossetti (director de desarrollo de la empresa) en auto, una noche muy fría y a un departamento helado que Roberto Uanini nos cedió en canje. Nos animamos a  poner al volante gran parte del tiempo al siempre sorprendente Esteban lo cual le sumó anécdotas únicas al viaje que serán mencionadas en algún post futuro. Participamos como oyentes en un congreso en el Conrad y en los tiempos libres realizábamos llamadas a empresas inmobiliarias de la zona utilizando una cuenta de skype, el poco wifi disponible y la visa de Andrés.

Y así, con un maletín de plástico, un saquito poco abrigado,  una bufanda marrón, y un ppt algo casero, salí a visitar y explicar lo que hacíamos a aquellas empresas que habían quedado a mi cargo. Lo cierto es que volvimos de aquel viaje con nuestros primeros clientes Uruguayos. Algunos como Nana Lavagna aún hoy siguen apostando y creciendo a nuestro  lado y gracias a ellos  muchas otras empresas se animaran a hacerlo y a creer en elinmobiliario.com.

Regresar a Punta del Este dos años después supone vivir una experiencia  tan linda que vale este post y vale compartirla. Y es que cuando valoras el emprender, el crear valor y el construir ideas, tener la oportunidad de vivir cosas como esta te llena el alma y te hace muy feliz.

Volví a Punta del Este ya no con la misión de vender elinmobiliario, sino coordinando su Innovación y Desarrollo. Un espacio que Andrés y Esteban me dejaron construir y desde el cual he crecido enormemente este último año.  Volví esta vez con Jorge Grossi (coordinador general de elinmobiliario) y con Javier Coll (su tarjeta dice “gestión comercial de Long Tail” pero hace muchas cosas más). En córdoba dejamos a un equipo mucho más grande y maduro del que teníamos en 2009  que mientras viajábamos coordinó todos los detalles, las reuniones, los desayunos, etc. Volvimos, como la vez anterior a una conferencia en el Conrad, pero ahora a disertar.

Volvimos a Punta del Este con algo para decir. Porque aquella idea con la viajamos tiempo atrás, había crecido. Y nosotros con ella.

No es orgullo lo que me hace exponer esta historia, al menos no sólo eso. Es compartir el valor que tiene para las personas el hacer crecer una idea, el ser parte y que no son algo a lo cual llegar, sino desde lo cual partir. En entender que el disfrute y la felicidad esta en ese proceso, en vivirlo. Me fui sonriendo hace dos años de Punta del Este. Y mañana regresaré a Córdoba con un gesto similar. 

Nico_posterois

Anuncios